Categorías
Geografia

Costa Da Morte, entre leyenda y realidad

La Costa da Morte (Costa de la Muerte en castellano) es la más brava de Galicia y se encuentra en el noroeste de la cornisa de la provincia de A Coruña. Sus paisajes son imposibles de confundir y ofrecen a quien la visita una experiencia inmersiva en una tierra llena de mitos y leyendas sobre magia, brujas y hasta del diablo. Para empezar, tenemos el Cabo Finisterre (El fin del mundo en latín), un lugar sagrado para la mayoría de las poblaciones antiguas incluyendo la romana. Además, la Costa de la Muerte también cuenta con playas desiertas, acantilados, faros, parajes naturales, pueblos marineros y una increíble combinación de azules y verdes.

A esta zona del litoral gallego se la considera, aún a día de hoy, la zona más peligrosa para navegar, debido a sus altos acantilados, a las innumerables piedras escondidas bajo el mar y al poder natural del océano Atlántico. Durante siglos se han hundido miles de embarcaciones en esta zona y es por eso que los marineros la llamaban La Costa de la Muerte. A lo largo de la costa verás muchas cruces en la cima de los acantilados, puestas en memoria de los marineros muertos y para proteger a los barcos contra las tempestades tan típicas de esta zona.

El Cemiterio dos Ingleses se encuentra justo al lado del océano en la aldea de Xaviña, cerca de Camariñas. En este cementerio yacen los restos de los 175 marineros que se ahogaron el 10 de noviembre de 1890 cuando el buque escuela The Serpent se fue a pique. El cura de Xaviña movilizó a la gente del vecindario para asegurarse de que los cuerpos se enterrasen aquí. Es una zona pequeña y tranquila al lado del mar con una increíble vista que vale la pena visitar. Un vez allí no te puedes perder la oportunidad de acercarte a Camariñas.

La población prehistórica de la Costa da Morte nos dejó un patrimonio rico en monumentos megalíticos y diseños grabados en piedras (petroglifos). Cientos de lugares de la zona muestran las huellas de nuestros antecesores. Se pueden encontrar dos rutas turísticas muy interesantes, para hacer incluso a pie:

  • La Ruta de los dólmenes. Esta ruta de 40 km que une 6 dólmenes de Vimianzo se puede hacer en bici o en coche, y todos ellos se encuentran en el centro de espacios naturales.
  •  El dolmen de Dombate. Este es el dolmen más conocido, grande y mejor conservado de Galicia. Se construyó en el año 3 700 a.C. y actualmente está protegido por un edificio de madera en el que hay un pequeño museo en el que se explica el estilo de vida de la gente prehistórica, la función de los dólmenes como sepulturas sagradas y las características específicas de este dolmen en particular.